Showing all 5 results

Alianza eterna del hombre con la sudadera de algodón

Inicio / Sudaderas / Hombre

Con el paso de las d√©cadas hemos ido aprendiendo a usar esta prenda sin parecer que vamos al gimnasio. No queremos perder nuestro estilo pero siempre buscando la comodidad que prima en los looks masculinos. Fue por este motivo, y por la b√ļsqueda de confort intentando erradicar el picor que causaba el jersey de lana que exist√≠a por aquel entonces y que imped√≠a hacer trabajos laboriosos estando c√≥modos, por lo que se invent√≥ la sudadera 100% de algod√≥n, inicialmente en color plano gris.

Aunque la segunda guerra mundial fue uno de los escenarios donde se empezó a usar la que hoy conocemos como sudadera vintage para hombre, no fue hasta la década de los 70s cuando se impulsó algo más el uso de esta prenda fuera del ámbito del deporte. Hasta ese momento, su uso masivo era en los entrenamientos de los atletas o en las universidades americanas. Fue entonces cuando empezamos a encontrarlas en las calles de Nueva York gracias a bailarines de breakdance, entre otros.

Ver m√°s

Al llegar la década de los 80s y los 90s, las sudaderas que hoy llamamos vintage llegaron para quedarse, con un estilo retro más particular de estas dos décadas. Y fue gracias a la influencia del movimiento hip-hop y de los raperos del momento, quienes sacaron a pasear las sudaderas como parte de la cultura urbana con un estilo oversize como símbolo de autenticidad.

A lo largo de los 30 a√Īos siguientes, han sido muchas las variantes en las tendencias de la moda masculina que han a√Īadido las sudaderas vintage en estilos urbanos e incluso cl√°sicos.

No podemos olvidar, sin duda, la tendencia al alza de la moda deportiva gracias al auge de esta tendencia, haciendo que las sudaderas vintage retro para hombre de marca deportiva se hayan convertido en las preferidas.

También tenemos en la actualidad el look preppy, muy utilizado por los hombres. Consiste en utilizar una de estas sudaderas de hombre retro con o sin capucha combinada con una prenda más clásica y de vestir. Por ejemplo, si optas por las que no tienen capucha, puedes hacerlo colocando debajo una camisa de cuellos blanca; si por el contrario quieres usar una con capucha, puedes ponerte encima una blazer dejando la capucha a la vista.

La versatilidad y el car√°cter atemporal de esta prenda son indiscutibles y cada vez m√°s extendida y entendida por todos.